El complejo girasolero argentino atraviesa un difícil momento por la presión fiscal

Campo 18 de diciembre de 2018 Por
La Asociación Argentina de Girasol lamentó que los productores "no reciban los precios y remuneraciones que le corresponden" y afirmó que trabaja para restaurar los reintegros y disminuyan los DeX.
girasoles
Foto: Clarín.

La Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR) vaticinó que el complejo girasolero nacional atraviesa “horas difíciles” ante la presión fiscal que afronta a partir de la implementación de derechos de exportación y la reducción de reintegros.

“A nivel global se dio una coyuntura compleja para la Argentina, aunque muy favorable para los competidores externos: la producción mundial subió más de un 5% lo que, asociado a una situación económica internacional preocupante (dólar fuerte, tasas altas), se tradujo en una caída del 14,% en el precio del aceite interanual” analizó.

Además, se redujeron los reintegros de impuestos indirectos que promovían la exportación de subproductos: regían alícuotas del 3% y 2% para aceite y harina y ambas fueron reducidas al 0,5%.

Y por otro lado, la aceleración de la inflación, entre los meses de mayo y noviembre disminuyó el poder adquisitivo de los salarios y el poder de compra interno de los consumidores.

Por todas estas razones, ASAGIR afirmó que “trabaja en las gestiones para que, al menos, se restauren a la brevedad los reintegros a la exportación y se disminuya el impacto de los derechos de exportación implantados en setiembre”.

Te puede interesar