Durante el gobierno de Cambiemos se decretaron 2.200 quiebras y 800 concursos preventivos

La Provincia 26 de febrero de 2019 Por
Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) “como antecedente de esta etapa de incrementos sustanciales en las quiebras y concursos, debemos retrotraernos al período 2001-2002”. Los números corresponden a la Provincia de Buenos Aires y a la Ciudad.
CEPAA
Foto: CEPA (Centro de Economía Política Argentina)

En los últimos tres años se decretaron 2.200 quiebras y se abrieron 800 concursos preventivos de acreedores entre la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad, según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA)

Según el informe, las empresas bonaerenses se encuentran en crisis por “la política de altas tasas re-inaugurada el 1 de octubre luego del segundo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que tiene fuertes vínculos con este proceso de retracción en la actividad, afectando las ventas de las empresas y la propia viabilidad del sector productivo por el alto costo de financiamiento”.

En consecuencia, las industrias más grandes recurren a suspensiones y despidos masivos o una flexibilización de los derechos para evitarlo. Con respecto a las cesantías, el estudio explica que las empresas no activan los procesos preventivos de crisis para resguardar los puestos laborales sino al revés, para realizar un protocolo administrativo para autorizar despidos.

“No están cumpliendo el objetivo de propender a la resolución de los problemas de fondo en materia de viabilidad económica, cuidando los puestos de trabajo como objetivo en última instancia. Los procesos preventivos de crisis se están convirtiendo, además, en formas de avanzar en la flexibilización laboral de facto”, sostienen desde el CEPA. 

Por último, los sectores más afectados por la crisis son los de Servicios (1.091 y 400 casos respectivamente), Comercio (486 y 151 casos) e Industria (401 y 162 casos).

“Con estos resultados expuestos en el informe, es posible adelantar que las medidas tomadas por el gobierno y el Banco Central para frenar la corrida cambiaria a partir del 1 de octubre de 2018 –que implican, entre otras decisiones, la elevación de la tasa de interés-, tenderán a exacerbar las dificultades de las empresas en crisis por la dificultad de renegociar los pasivos y reactivar las ventas. Un punto adicional, es que dado que el proceso concursal constituye una instancia previa que puede derivar en una declaración de quiebra, la evolución reciente de los primeros presenta esperables incrementos en los quebrantos en los próximos meses, considerando el incremento sustancial de concursos preventivos registrados el tercer y cuarto trimestre de 2018”, concluyeron desde el CEPA.

Te puede interesar