Crónica de un presupuesto con palos, ajuste y traición.

Economía 25 de octubre de 2018 Por
La jornada arrojó varios datos: 138 diputados acompañaron el recorte, 26 manifestantes fueron detenidos y 23 por ciento será la inflación interanual en 2019.
repres

El gobierno de Mauricio Macri obtuvo la mayoría para aprobar el proyecto, tras negociar con diputados que responden a los gobernadores y reprimir las protestas en las calles.

Desde el inicio de la sesión, todo fue nerviosismo. Mientras el oficialismo conseguía sobre la hora el quórum reglamentario, le sobrevino otro peor cuando las fuerzas de seguridad comenzaron a reprimir la movilización que llegó hasta el Congreso para repudiar el presupuesto.

La tensión que se vivió afuera del Congreso, se trasladó al recinto ya que los legisladores de la oposición exigían que Cambiemos detenga la represión. Ante esa falta de respuesta, se desató una fuerte discusión entre Nicolas Mazzot (PRO) y Daniel Filmus (Unidad Ciudadana).

Superado ese momento, apareció una inesperada calma por parte de los representantes del oficialismo. Los legisladores de Cambiemos no fundamentaron el presupuesto y se callaron la boca durante 17 horas de debate. Algunos dicen que fue estrategia, otros que fue un intento por evitar el escrache de la sociedad.

El que sí habló fue el diputado por Unidad Ciudadana, Máximo Kirchner, quien pidió “más gestos a los trabajadores argentinos, y menos al Fondo Monetario Internacional”. En clara alusión a la ajuste que sufrían los salarios por el tipo de cambio de 40 pesos que contempla las partidas venideras.

Ahora será el turno del Senado. El oficialismo confía en poder sancionar la norma fruto de la muy buena relación que mantienen con el bloque que conduce Miguel Angel Pichetto. La tensión continuará.

Te puede interesar